Aprobación por el Consejo de Ministros mediante Decreto-Ley de la Reforma de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, conocida como «Ley de Mecenazgo»

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes 19 de diciembre la reforma y/o modificación de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo (en adelante “Ley de Mecenazgo”), pendiente desde la pasada legislatura, siendo una de las noticias más esperadas por el denominado Tercer Sector ya que la Ley de Mecenazgo llevaba en vigor desde hace 21 años. La norma se tramitó como proposición de Ley, pero decayó con la convocatoria de nuevas elecciones generales y, tras la constitución de nuevo Gobierno tras los resultados del 23J, el Ejecutivo ha decidido aprobarla como Real Decreto Ley, por lo que entrará en vigor con su publicación en el B.O.E., aunque el Parlamento tendrá que valídalo posteriormente.

 

La modificación se enmarca dentro Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes para Ejecutar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en Materia de Justicia, de Función Pública, de Régimen Local y de Mecenazgo cuya aprobación es necesaria para el cuarto desembolso de los fondos europeos, en torno a 10.000 millones de euros.

 

En el momento que salga publicado en el B.O.E.  el Real Decreto Ley que modifica la “Ley de Mecenazgo” se publicará una noticia más extensa de lo que supone para el Tercer Sector, en concreto en lo relativo a los beneficios fiscales aplicables a las entidades sin fines lucrativos mencionadas en el artículo 3 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre que cumplan los requisitos establecidos en el artículo 4 de la misma norma.

 

De modo resumido las modificaciones aprobadas para la “Ley de Mecenazgo” son las siguientes:

 

  1. Para las personas físicas, aumento de los porcentajes de deducción en la cuota del IRPF para los donativos a favor las entidades sin fines lucrativos mencionadas en el artículo 3 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre y que cumplan los requisitos establecidos en el artículo 4 de la misma norma. La base de deducción sube del 75% al 80 % del IRPF y se eleva de 150 euros a 250 euros. Para el resto de lo donado a partir de 250 euros, se eleva del 35% al 40% la deducción. En principio, salvo que el Real Decreto Ley establezca otra cosa, se mantiene el límite del 10% de la base imponible del IRPF. Si se superase este límite en los 10 ejercicios siguientes cabría aplicar la deducción por donativos.

 

  1. Para las personas jurídicas, aumento de los porcentajes de deducción en la cuota del Impuesto sobre Sociedades para los donativos a favor las entidades sin fines lucrativos mencionadas en el artículo 3 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre y que cumplan los requisitos establecidos en el artículo 4 de la misma norma, pasando el porcentaje de deducción aplicable con carácter general del 35 % al 40%. Tener en cuenta el límite del 10 % base imponible y la posibilidad de si se superase este límite en los 10 ejercicios siguientes cabría aplicar la deducción por donativos.

 

  1. Fomento del mecenazgo “sostenido” en el tiempo, lo cual ya se regulaba desde 2002, pero este Real Decreto Ley establece la reducción, para las personas físicas,  de 4 a 3 años el número de ejercicios en los que tiene que hacer donativos a una misma entidad por importe igual o superior a los del ejercicio anterior, para acceder a un incremento de 5 puntos en el porcentaje de deducción, de tal forma que en esos casos de donación continuada el porcentaje pasaría a ser del 45%., y en el caso de personas jurídicas, también se reduce de 4 a 3 años el número de ejercicios necesarios para poder acceder al incremento de 10 puntos en el porcentaje de deducción y de esta forma, ese porcentaje alcanzaría el 50%

 

  1. Ampliación del concepto de “donativo” sobre el que puede recaer el beneficio fiscal, ya que se prevé que también constituyan donativo las donaciones de “servicios”, lo que incluiría asesoramientos, consultoría, cesión de espacios publicitarios, cesión de uso de inmuebles, etc.

 

  1. Se incluye el denominado mecenazgo de reconocimiento o recompensa que permite que el donante obtenga retornos simbólicos en forma de contraprestación de bienes o servicios, siempre que no representen más del 15% del valor de la donación con un tope máximo de 25.000 €.

 

  1. Entre las modificaciones que se efectuarán en la Ley de Mecenazgo también se encuentra la actualización de la lista de actividades económicas que, cuando sean desarrolladas por entidades sin ánimo de lucro pueden gozar de la exención en el Impuesto de Sociedades. En concreto, se incorporan las acciones de inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social o las actividades de educación de personas con altas capacidades, entre otras.