La dotación fundacional mínima para constituir una fundación, y su aportación

Una de las primeras preguntas cuando llegan personas interesadas en constituir una fundación es, cuanto dinero tengo que poner, la primera respuesta es 30.000 euros, ya la exposición de motivos de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de fundaciones, aunque esta es para las de ámbito nacional, las comunitarias especifican la misma cantidad, redacta este tema de la siguiente forma:

“establece una presunción de suficiencia de la dotación a partir de 30.000 euros, a fin de garantizar la viabilidad económica de la nueva entidad, sin perjuicio de que esta cantidad pueda ser reducida cuando el Protectorado lo considere necesario, en atención a los fines específicos de cada fundación”.

Si que avanzamos que desde que se instituyó esta cantidad como mínima legal, no hemos conocido que se haya reducido en ningún caso.

El art. 12 de la citada Ley regula la dotación fundacional, y detalla unos de los temas más controvertidos, la interpretación por el Protectorado y Registro de Fundaciones de ámbito estatal sobre la forma de desembolsarlo.

Artículo 12. Dotación.

1. La dotación, que podrá consistir en bienes y derechos de cualquier clase, ha de ser adecuada y suficiente para el cumplimiento de los fines fundacionales. Se presumirá suficiente la dotación cuyo valor económico alcance los 30.000 euros.

Cuando la dotación sea de inferior valor, el fundador deberá justificar su adecuación y suficiencia a los fines fundacionales mediante la presentación del primer programa de actuación, junto con un estudio económico que acredite su viabilidad utilizando exclusivamente dichos recursos.

2. Si la aportación es dineraria, podrá efectuarse en forma sucesiva. En tal caso, el desembolso inicial será, al menos, del 25 por 100, y el resto se deberá hacer efectivo en un plazo no superior a cinco años, contados desde el otorgamiento de la escritura pública de constitución de la fundación.

Si la aportación no es dineraria, deberá incorporarse a la escritura de constitución tasación realizada por un experto independiente.

3 ………….

Trataremos en este artículo, la realidad en cuanto a la posibilidad del desembolso progresivo de la dotación fundacional. Y olvidemos, la justificación de la adecuación a fines de dotaciones fundacionales inferior a los 30.000 euros, dada la dificultad de que sea aprobada, y con razón, ya es realmente complicado que, con los rendimientos o un patrimonio de la citada cantidad, se pueda garantizar cualesquiera fines fundacionales, con una visión de perdurar en el tiempo.

Aquí a nuestros clientes les recomendamos que, si van a la mayoría de las Comunidades Autónomas, puede ser una opción sencilla un primer desembolso inicial de 7.500 euros, teniendo luego los ejercicios siguientes para ir aportando el resto de los 22.500 euros. 

Pero para el caso del Protectorado de ámbito estatal, cuando la fundación en constitución usa esta opción totalmente valida, es habitual recibir una serie de exigencias probatorias, sobre si la fundación va a ser capaz de funcionar, durante los años siguientes hasta el desembolso completo, tales como garantizar ingresos por la actividad, o presentación de programas de actuación (cuestión que la ley no exige), cuya valoración puede subjetivarse. No es cuestión de este despacho la valoración de la actuación del Protectorado, y la posible razón en su experiencia en que muchas fundaciones aportan los 7.500 euros, con altas expectativas, que después se desinflan, y el Registro está lleno de ejemplos de fundaciones que, llegado el plazo máximo, no han completado la cantidad legalmente exigida. 

Queremos aportar información al respecto, ya sea para constituciones de ámbito estatal o de Comunidad Autónoma:

1.- En caso de una aportación parcial, los fundadores se comprometen en un plazo determinado, a completarla hasta la dotación que hayan reflejado en la escritura de constitución, como mínimo 30.000 euros, esto podrá ser exigido, en primer lugar, por la propia fundación, pero además por otros fundadores que de forma solidaria quedarán obligados, protectorados, jueces, etc.

2.- Las aportaciones pendientes no podrán salir de los propios recursos generados por la Fundación, es decir tendrán que ser aportadas por los fundadores, o terceros que con este concepto de dotación fundacional y en escritura pública de forma voluntaria decidan sustituir a los fundadores. 

Dos recomendaciones hacemos desde nuestro despacho, la primera medir si realmente los fundadores están en disposición de aportar al menos 30.000 euros en el plazo de cinco años.

Y para el caso de decidir aportar la dotación fundacional en varios plazos, en lo posible si concurren los requisitos impuestos por cada Comunidad Autónoma, comenzar el proceso de constitución dentro de este ámbito territorial.

En nuestro despacho estaremos encantados de asesorarle o ampliarle esta información, para ayudarles a constituir su fundación haciendo este proceso lo más rápido y eficiente posible.

Ignacio Olmos Esteban

OLMOS ABOGADOS FUNDACIONES.